Recomendaciones para un ambiente agradable

Comer no es sólo una necesidad básica, es más bien un placer que se deleita con los cinco sentidos. El esmero del cocinero por conseguir en cada plato una combinación armoniosa de sabores, se aprecia aún más en un ambiente cómodo y agradable.

  • Mesas amplias, sillas cómodas, temperatura apropiada, música ambiental y una distancia prudente entre las mesas proporcionan una atmósfera relajada y confortable.
  • La decoración suele concordar con el tipo de restaurante, aunque no siempre tiene que ser así. Como la imaginación no tiene límites, y sobre gustos no hay nada escrito, se puede optar por multitud de temas a la hora de decorar un restaurante. Sin embargo, no debemos olvidar que el propósito de la decoración es ofrecer al comensal un ambiente armonioso.
  • Independientemente del tipo de decoración que escojamos, para lograr un orden es importante combinar equilibradamente texturas, formas, colores, luces y sombras. El resultado final será la personalidad característica del restaurante.